Nada enriquece tanto los sentidos, la sensibilidad, los deseos humanos, como la lectura. Estoy completamente convencido de que una persona que lee, y que lee bien, disfruta muchísimo mejor de la vida, aunque también es una persona que tiene más problemas frente al mundo.
Mario Vargas Llosa

Frases de Mario Vargas Llosa - Nada enriquece tanto los sentidos, la sensibilidad, los deseos humanos, como la lectura. Estoy completamente convencido de que una persona que lee, y que lee bien, disfruta muchísimo mejor de la vida, aunque también es una persona que tiene más problemas frente al mundo.

Más Frases


No soy un hombre de negocios. Yo no trato con el negocio en absoluto. Ya no más. De vez en cuando, cada cuatro o cinco años, me dicen que he quedado sin dinero y me tengo que ir a hacer un poco más.
Mick Jagger
Y si ves con mis ojos y si tanto entendés, cómo no viste en ellos, cómo cómo no viste, no miraste, un pequeño animal que pedía aire, que ardía, se asfixiaba, se moría.
Idea Vilariño
El inconsciente es la historia de la humanidad desde los tiempos inmemoriales.
Carl Gustav Jung
La vida en una gran ciudad es atomística. ¿Cómo sería posible llegar a conferirle cierto carácter comunal? ¿Cómo incorporar los individuos a grupos autónomos responsables?
Aldous Huxley
El epitafio es la última tarjeta de visita que se hace el hombre.
Ramón Gómez de la Serna
Aunque sea inútil, creo que, con todo, es necesario llorar. Porque la desesperación es tangible. El recuerdo de la desesperación permanece. A veces mata
Marguerite Duras
Algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora.
John Lennon
Ante la pasividad del partido, las esperanzas de las masas ceden el puesto a la desilusión, y entretanto, se repone de su pánico el enemigo, y de esta desilusión saca ventaja.
León Trotski
Es grave confundir la anestesia con la esperanza; también lo es tomar el noble rábano de la paciencia por las ruines hojas lacias, ajadas, trémulas- de la renunciación.
Camilo José Cela
La medicina sólo puede curar las enfermedades curables.
Proverbio Chino