Cristo camina en las olas del viento y habita en el vértice de la Tierra, mide los cielos con su palmo y le caben en sus manos las aguas del mar.
Miguel Servet

Frases de Miguel Servet - Cristo camina en las olas del viento y habita en el vértice de la Tierra, mide los cielos con su palmo y le caben en sus manos las aguas del mar.

Más Frases


Pensando en tu bien te digo que cosa dulce es aprender de quien bien te aconseja en tu provecho.
Sófocles
En España no se respeta la identidad y no hablo de la ideológica sino de la de lugar, de que España es lo que es con lo bueno y con lo malo. Somos un país de broncas, de alegrías y tristezas y de una serie de cosas que nos definen, como la tapa con los amigos, la Guerra Civil periódica que vivimos en España, la mala leche y el toro también.
Arturo Pérez-Reverte
Una buena novela nos dice la verdad sobre su protagonista; pero una mala nos dice la verdad sobre su autor.
Gilbert Keith Chesterton
El matrimonio es como la moda; todo el mundo habla mal de ella, pero todo el mundo la acepta para sí y su familia
Ignacio Manuel Altamirano
No dejes escapar nunca aquello que sabes que puede serte útil: las ocasiones tienen el pelo largo delante, pero detrás están calvas
Catón el Joven
Los conceptos son de todos y se nos imponen desde fuera; las intuiciones siempre son nuestras.
Antonio Machado
Puedes hacer depósitos positivos en tu propia economía cada día al leer y escuchar contenido poderoso, positivo y que cambie la vida y al asociarte con gente animosa y que fomenta la esperanza.
Zig Ziglar
Cuando yo cocino mi mente se bloquea, solo añoro ver mi obra acabada, por eso no tengo lugar a ningún pensamiento.
Ferran Adrià
... cuando los hombres construyen sobre falsos cimientos, cuanto más construyan, mayor será la ruina.
Thomas Hobbes
(...) Pero si no voy a tener a Corrina, la vida no significa nada para mí. Corrina, Corrina, chica, tú estás en mi pensamiento. Corrina, Corrina, chica, tú estás en mi pensamiento. Estoy cantándote y pensando en ti, nena, no puedo ocultar mi llanto.
Bob Dylan