Mi pedagogía siempre se reducía a dos palabras: amor y provocación.
José Luis Sampedro

Frases de José Luis Sampedro - Mi pedagogía siempre se reducía a dos palabras: amor y provocación.

Más Frases


Esa vocecita, esa figurita, esa pedigüeñería, esa bellaquería, esas chambonadas, esas metidas de pata... ¡Y ese tonito marica de cura que nos encomienda a Dios!
Fernando Vallejo
Si alguna vez me pierdo, que me busquen en una estación de tren
Carlos Ruiz Zafón
Hice un solo desafinado [Vinagre y Rosas (2009)]
Joaquín Sabina
La posesión, sólo por sí, es algo vulgar, y los medios de que los apasionados se suelen servir la mayor parte de las veces para eso son bastante bajos; no tienen escrúpulo en emplear para sus fines dinero, fuerza, influencias de otros, y hasta narcóticos.
Søren Kierkegaard
No hay alma, por poco noble que sea, que permanezca tan aferrada a los objetos de los sentidos que, a veces, no se aparte de ellos para desear un bien mayor
René Descartes
Estoy a favor de reducir impuestos bajo cualquier circunstancia y por cualquier excusa, por cualquier razón, en cualquier momento en que sea posible.
Milton Friedman
Solo a veces, de noche, cuando vuelven tarde de alguna fiesta, sus vestidos parecen raídos ante el espejo, deformados, sucios, ya observados por demasiada gente y casi impresentables
Franz Kafka
Una rana en un pozo no puede concebir el océano.
Zhuangzi
Un optimista es un ser normal que intenta mirar, al margen de las ideologías y de sus propias convicciones, lo que está ocurriendo en la realidad.
Eduardo Punset
Siempre has sido lista. Has visto lo malo de las gentes a cien leguas... Pero los hijos son los hijos. Ahora estás ciega
Federico García Lorca