Ruego al Diablo y a su más alto dignatario acojan esta suerte de blasfemia como se acoge un mal, una epidemia, que acaba con esclavo y propietario.
Reinaldo Arenas

Frases de Reinaldo Arenas - Ruego al Diablo y a su más alto dignatario acojan esta suerte de blasfemia como se acoge un mal, una epidemia, que acaba con esclavo y propietario.

Más Frases


Lo que destruye las posibilidades de la vida es permanecer siempre encerrados en la cárcel de nuestros pequeños ideales sin generosidad y sin ardor, mientras el sol ilumina la tierra alrededor de nuestra casa.
Maurice Maeterlinck
El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee.
Umberto Eco
Prefiero quedarme sin mujer si no puedo tener la que yo quiero.
Anónimo
Creo que, a veces, la gente cuando toma drogas es bárbara. No creo que haya nada malo en eso. Pero si se hace todo el tiempo, uno no produce todas las buenas cosas que podría. Suena como una declaración puritana, pero lo digo basándome en mi propia experiencia.
Mick Jagger
Este necio pretende trastornar toda la ciencia de la astronomía
Martín Lutero
No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo.
Woody Allen
Teología: esfuerzo de explicar lo que no se sabe, poniendolo en términos de no ser digno de saber
Henry Louis Mencken
A los amigos no hay que elegirlos entre aquellos que son capaces de acompañarte cuando lloras; hay que elegirlos entre aquellos que son capaces de reírse de lo mismo que tú te ríes
Jorge Bucay
Para llevar una vida feliz es esencial una cierta capacidad de tolerancia al aburrimiento. La vida de los grandes hombres sólo ha sido emocionante durante unos pocos minutos trascendentales. Una generación que no soporta el aburrimiento será una generación de escaso valor.
Bertrand Russell
Hay tiempo para trabajar y tiempo para amar, pero no hay tiempo para nada más
Coco Chanel