La firmeza en el propósito es una de las virtudes más necesarias, y uno de los mejores instrumentos para el éxito. Sin ella genios desperdician sus esfuerzos en laberintos de incongruencias.
Felipe Stanhope de Chesterfield

Frases de Felipe Stanhope de Chesterfield - La firmeza en el propósito es una de las virtudes más necesarias, y uno de los mejores instrumentos para el éxito. Sin ella genios desperdician sus esfuerzos en laberintos de incongruencias.

Más Frases


Hasta el día de hoy no he conocido a nadie que no haya gobernado algún Estado. No hablo desde luego de los señores ministros, que gobiernan unos dos o tres años; hablo de todos los demás hombres que, a la hora de cenar o en su gabinete, exponen su sistema de gobierno y reforman los ejércitos, la Iglesia, la magistratura y las finanzas.
Voltaire
A medida que envejece, las preguntas se reducen a dos o tres. ¿Cuánto tiempo? ¿Y qué hago con el tiempo que me queda?
David Bowie
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
Jean de la Bruyere
Conócete, acéptate, supérate.
Agustín de Hipona
La única diferencia entre un loco y yo es que yo no estoy loco.
Salvador Dalí
Con la revolución de Octubre en la URSS fue destruido un tipo de Estado; pero en su lugar ha surgido un Estado mucho más perfeccionado, es decir, mucho más potente, más organizado, con poderosos instrumentos de control que hablando en nombre de la sociedad se encuentra situado también por encima de ella.
Santiago Carrillo
La verdad elemental es que la Gran Depresión se produjo por una mala gestión pública.
Milton Friedman
La idea de España me la sopla y me la suda A mí lo que me interesa son los derechos, los valores y los ciudadanos.
Fernando Savater
Es obvio. Uno prefiere que guste el trabajo, pero a eso de escribir para los escritores yo no le encuentro la gracia. La cosa son los lectores.
Roberto Fontanarrosa
Allí se levantaría enseguida, para su ronda matinal: pisar la tierra húmeda todavía del relente nocturno, respirar aire recién nacido, ver ensancharse la aurora por el cielo, escuchar los pájaros... Allí sí, pero aquí...
José Luis Sampedro