Ya no hay revoluciones, ya no hay revolución de Asturias ni Casas Viejas, ya no hay anarquismo catalán, ya no hay lucha de clases ni proletariado, ya no hay Semana Trágica. Ya sólo hay los cuatro modernos de mierda y las cuatro putas travestidas de lo mismo que salen por la televisión.
Francisco Umbral

Frases de Francisco Umbral - Ya no hay revoluciones, ya no hay revolución de Asturias ni Casas Viejas, ya no hay anarquismo catalán, ya no hay lucha de clases ni proletariado, ya no hay Semana Trágica. Ya sólo hay los cuatro modernos de mierda y las cuatro putas travestidas de lo mismo que salen por la televisión.

Más Frases


Me imaginé que si decía lo suficiente, me gustaría convencer al mundo de que realmente era el más grande.
Muhammad Alí
La fatalidad no pesa sobre el hombre cada vez que hace algo; pero pesa sobre él, a menos que haga algo.
Gilbert Keith Chesterton
Si pudiera ser una parte de ti, elegiría ser tus lágrimas, porque nacen en tu corazón, arden en tus ojos y mueren en tus labios
Anónimo
Un creador es un hombre que en algo perfectamente conocido encuentra aspectos desconocidos. Pero, sobretodo, es un exagerado.
Ernesto Sabato
La ciencia es simplemente sentido común en su máxima expresión, es decir, estricta precisión en la observación, y guerra sin cuartel contra las falacias lógicas.
Thomas Henry Huxley
... el respeto por lo sentimientos ajenos es la mejor condición para una próspera y feliz vida de relaciones y afectos.
José Saramago
(...) Porque no creo que pueda hacerse mayor ultraje a la naturaleza humana, cualesquiera que sean las faltas del individuo, como impedirle que oculte el rostro por un sentimiento de vergüenza, haciendo de esa imposibilidad la esencia del castigo.
Nathaniel Hawthorne
El cristianismo es la negación total del sentido común y la razón.
Mijaíl Bakunin
No cree aquel que no vive de acuerdo a sus creencias.
Thomas Fuller
Lo que más quería era derribar las defensas de mis lectores, quería desgarrarlos y extasiarlos y cambiarlos para siempre con simples historias. Y me sentía capaz de hacerlo. Sentía que había nacido para lograrlo.
Stephen King