La bondad -no el genio, ni la gloria, ni el amor- es lo que refleja la grandeza del alma humana
Henri Lacordaire

Frases de Henri Lacordaire - La bondad -no el genio, ni la gloria, ni el amor- es lo que refleja la grandeza del alma humana

Más Frases


Una única muerte es una tragedia, un millón de muertes es una estadística.
Iósif Stalin
El enamoramiento es un estado de miseria mental en que la vida de nuestra conciencia se estrecha, empobrece y paraliza.
José Ortega y Gasset
Hay diputados que son auténticos albañiles del escaño, otros se pasan cinco legislaturas sin abrir el pico: no son padres de la patria, son hijos de Dios por lo menos
Pablo Castellano Cardalliaguet
La moda es una forma de fealdad tan intolerable que es necesario cambiarla cada seis meses
Oscar Wilde
Yo he tenido que luchar para ser yo y que se me respete, y llevar ese estigma, para mí, es un orgullo. Llevar el nombre de lesbiana. No voy presumiendo, no lo voy pregonando, pero no lo niego
Chavela Vargas
Su oficio era vender palabras. Recorría el país, desde las regiones más altas y frías hasta las costas calientes, instalándose en las ferias y en los mercados, donde montaba cuatro palos con un toldo de lienzo, bajo el cual se protegía del sol y de la lluvia para atender a su clientela.
Isabel Allende
Las palabras están llenas de falsedad o de arte; la mirada es el lenguaje del corazón.
William Shakespeare
Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda. [Mateo 19:12]
Jesús de Nazaret
Tengo que escoger lo que detesto: o el sueño, que mi inteligencia odia, o la acción, que a mi sensibilidad repugna; o la acción para la que no nací, o el sueño para el que no ha nacido nadie. Resulta que como detesto a ambos, no escojo ninguno, pero, como alguna vez tengo que soñar o actuar, mezclo una cosa con la otra.
Fernando Pessoa
Engels dice que a Marx ni siquiera se le ocurrió nunca demostrar algo con las triadas de Hegel; que Marx sólo estudiaba e indagaba el proceso real, y el único criterio de una teoría era para él su conformidad con la realidad.
Lenin