El dinero es como un abrazo o una pierna: si no lo usas se atrofia y lo pierdes.

— Henry Ford —