Es doloroso que te quedes. Es doloroso que te vayas.

— Juan Gelman —