Hasta un reloj descompuesto da dos veces por día la hora justa

— Woody Allen —