Nuestras buenas y nuestras malas acciones nos siguen como una sombra.

— Buda Gautama —