Este instinto decadente dificulta aquellos instintos que tienden a la conservación y aumento del valor de la vida.

— Friedrich Nietzsche —