Los hombres de pasiones frías tienen un ojo certero

— Nathaniel Hawthorne —