Si diéramos a la comida, la alegría y las canciones más valor que al oro, este sería sin duda un mundo más feliz

— J. R. R. Tolkien —