No importa cómo muere un hombre. Lo que importa es cómo vivió.

— George Bernard Shaw —