Si a ratos me puso cuernos la fortuna fue de forma fraudulenta.

— Joaquín Sabina —