El lunar es el punto final del poema de la belleza.

— Ramón Gómez de la Serna —