Hay que soportar lo que no se puede impedir

— Pierre-Augustin de Beaumarchais —