El sexo sin culpabilidad es malo porque casi se convierte en placer.

— Woody Allen —