Juzga más al hombre por sus preguntas que por sus respuestas.

— Voltaire —