La primera y la más simple emoción que descubrimos en la mente humana es la curiosidad.

— Edmund Burke —