Usted no es solamente responsable de lo que dice, sino también de lo que no dice

— Martín Lutero —