Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.

— Anónimo —