Para alcanzar nuestros propósitos es mejor que nos dirijamos a la pasión de los hombres, y no a su razón.

— Voltaire —