Vale la pena vivir, aunque fuera solo porque sin la vida no podríamos leer ni fantasear historias

— Mario Vargas Llosa —