Sueño, esos pedacitos de muerte. ¡Como los odio!

— Edgar Allan Poe —