Cuando no se puede lograr lo que se quiere, mejor cambiar de actitud.

— Terencio —