Hacía tiempo que había aprendido que cuando pasaba algo inusual, algo que formaba parte del plan de alguien y no del suyo, descubría más información esperando que preguntando. Los adultos casi siempre perdían la paciencia antes que Ender.
Orson Scott Card

Frases de Orson Scott Card - Hacía tiempo que había aprendido que cuando pasaba algo inusual, algo que formaba parte del plan de alguien y no del suyo, descubría más información esperando que preguntando. Los adultos casi siempre perdían la paciencia antes que Ender.

Más Frases


El hombre difiere de la mujer en tamaño, fuerza física, pilosidad, &c., así como en mente, de la misma manera como lo hacen los dos sexos de muchos mamíferos
Charles Darwin
No se lo que pareceré a los ojos del mundo, pero a los míos es como si hubiese sido un muchacho que juega en la orilla del mar y se divierte de tanto en tanto encontrando un guijarro más pulido o una concha más hermosa, mientras el inmenso océano de la verdad se extendía, inexplorado frente a mi.
Isaac Newton
¡Cuántas injusticias y maldades se cometen por mero hábito!
Terencio
Lo único que detiene a Dios de enviar otro diluvio es que el primero fue inútil.
Nicolas Chamfort
Confesar el mérito de otro es probar que uno lo tiene. Negarlo injustamente, prueba que no pudiendo uno elevarse, pugna por poner a todo el mundo a su nivel
Ignacio Manuel Altamirano
Quiero mostrar que hay momentos en que la indignación puede surgir incluso en un prisionero aparentemente endurecido, indignación no causada por la crueldad o el dolor, sino por el insulto al que va unido.
Viktor Frankl
Escribo por el solo placer de escribir, para mí solo, sin ninguna finalidad de dinero o publicidad. En mi pobre vida, tan vulgar y tranquila, las frases son aventuras y no recojo otras flores que las metáforas.
Gustave Flaubert
¡Cuán querida es de todos los corazones buenos su tierra natal!
Voltaire
El capitalismo ofrece una legitimación del poder, que ya no baja del cielo de las tradiciones culturales, sino que puede obtenerse desde la misma base del trabajo social
Jürgen Habermas
La sinceridad la inventó uno que quería amargarle la vida al prójimo
Enrique Jardiel Poncela