La vida es la hipoteca del alma: aunque uno salga con buenas intenciones, ir avanzando implica cometer traiciones, con los demás o con uno. Hay quien tiene la fortuna de no caer demasiado en ello y quien directamente es un hijo de puta, pero el dilema sobre si hacemos o no lo correcto lo tenemos todos.
Carlos Ruiz Zafón

Frases de Carlos Ruiz Zafón - La vida es la hipoteca del alma: aunque uno salga con buenas intenciones, ir avanzando implica cometer traiciones, con los demás o con uno. Hay quien tiene la fortuna de no caer demasiado en ello y quien directamente es un hijo de puta, pero el dilema sobre si hacemos o no lo correcto lo tenemos todos.

Más Frases


En el cristianismo lo más alto es considerado como inaccesible.
Friedrich Nietzsche
Dios mío, yo te ofrezco mi dolor: ¡Es todo lo que puedo ofrecerte! Tú me diste un amor, un solo amor, ¡un gran amor!Me lo robó la muerte...y no me queda más que mi dolor. Acéptalo, Señor; ¡Es todo lo que puedo ya ofrecerte!
Amado Nervo
Prefiero los sueños del porvenir a la historia
Thomas Jefferson
Cuando llegue la hora de mi muerte, no sentiré haber vivido en vano. Habré visto los crepúsculos rojos de la tarde, el rocío de la mañana y la nieve brillando bajo los rayos del sol universal; habré olido la lluvia después de la sequía y habré oído el Atlántico tormentoso batir contra las costas graníticas de Cornualles
Bertrand Russell
Eres un pesimista, ves siempre el vaso medio vacío. Yo lo veo medio lleno, pero de veneno.
Woody Allen
No dejes que le dé sed al árbol que tanto te ama, que atesoró tu semilla, que cristalizó tu vida a las seis de la mañana. No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol
Frida Kahlo
Al que juró hasta que ya nadie confió en él, mintió tanto que ya nadie le cree, y pide prestado sin que nadie le dé, le conviene irse a donde nadie lo conozca
Ralph Waldo Emerson
Nunca te irrites con nadie cuando te diga la verdad
Ayn Rand
Dios mueve al jugador y éste la pieza ¿qué dios detrás de dios la trama empieza?
Jorge Luis Borges
El paciente puede atreverse a todo.
Luc de Clapiers