Aquel hombre era tan inteligente que casi no servía para nada en el mundo.
Georg Christoph Lichtenberg

Frases de Georg Christoph Lichtenberg - Aquel hombre era tan inteligente que casi no servía para nada en el mundo.

Más Frases


La escritura llega como el viento, está desnuda, es la tinta, es lo escrito, y pasa como nada pasa en la vida, nada, excepto eso, la vida
Marguerite Duras
En España no se respeta la identidad y no hablo de la ideológica sino de la de lugar, de que España es lo que es con lo bueno y con lo malo. Somos un país de broncas, de alegrías y tristezas y de una serie de cosas que nos definen, como la tapa con los amigos, la Guerra Civil periódica que vivimos en España, la mala leche y el toro también.
Arturo Pérez-Reverte
La mayor cobardía de un hombre es despertar el amor de una mujer sin tener la intención de amarla.
Bob Marley
Una computadora puede ser llamada inteligente si logra engañar a una persona haciéndole creer que es un humano.
Alan Turing
No es humano el deber que por soñar con una humanidad perfecta es inexorable con los hombres.
Jacinto Benavente
Contar con artículos en la prensa, condición indispensable para vender los libros, pues es muy raro que un libro se compre por su valor intrínseco y casi siempre se publica por razones ajenas a su mérito.
Honoré de Balzac
Artículo tercero. — El lugar maldito en que el cristianismo ha incubado sus huevos de basilisco será arrasado, y, como lugar infame de la tierra, constituirá el terror de toda la posteridad. En él se criarán serpientes venenosas.
Friedrich Nietzsche
No me hagas preguntas para que no te diga mentirillas.
Oliver Goldsmith
Biografías: Son el ejercicio de la minucia, un absurdo. Algunas constan exclusivamente de cambios de domicilio.
Jorge Luis Borges
Los niños son siempre el símbolo del eterno matrimonio entre el amor y el deseo.
Oscar Wilde