Pocos son los que ven con sus propios ojos y sienten con sus propios corazones

— Albert Einstein —