El único que cambia de verdad la faz del planeta es el que ara modestamente el terruño.

— Ramón Gómez de la Serna —