Yo no pienso nada. Viví para la causa.

— Jean-Paul Sartre —