La paradoja del amor es, ser uno mismo, sin dejar de ser dos.

— Erich Fromm —