Yo trafico con lenguas vivas y muertas, con el fin de enriquecer nuestro idioma.

— John Dryden —