Los más insolentes en la prosperidad son en la adversidad los más débiles y cobardes.

— François Fénelon —

Más Autores »