El primer amor, por amor; el segundo, por despecho; el tercero, por costumbre

— Alexandre Dumas —