El que no vive para servir, no sirve para vivir.

— Teresa de Calcuta —