No son inútiles la verdad y la ternura. No padezca.

— José Martí —