No andes por ahí diciendo que el mundo te debe trabajo. No te debe nada, estuvo aquí primero.

— Mark Twain —