No se descubren nuevos continentes si no se tiene el valor de perder de vista las viejas orillas.

— André Gide —