Acusar a la maldad de los tiempos es excusarnos a nosotros mismos.

— Thomas Fuller —