A una pequeña chispa sigue una gran llama

— Dante Alighieri —