El estilo, como las uñas, es más fácil tenerlo brillante que limpio.

— Heinrich Heine —