Ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad.

— Blaise Pascal —