A veces hablamos mucho y decimos poco. Para expresar más, conviene pensar más

— Honoré de Balzac —