Hay pícaros suficientemente pícaros para portarse como personas honradas

— Marlene Dietrich —