¿Qué queréis, Señor, de mí?
Ignacio de Loyola

Frases de Ignacio de Loyola - ¿Qué queréis, Señor, de mí?

Más Frases


Conciencia: voz interior que nos avisa que alguien puede estar mirando.
Henry Louis Mencken
Señora Stockmann: Tomás, tu hermano tiene el poder.
Henrik Ibsen
En el año 82 prometí crear 800.000 puestos de trabajo, y en el año 86 se habían destruido 800.000. Cuatro años después no prometí nada y se crearon 1.300.000
Felipe González
En lugar de ser un hombre exitoso, busca ser un hombre valioso, lo demás llegará naturalmente.
Albert Einstein
Fue siempre todo en Ella tan luciente, que nadie, suspirando dulcemente, podrá olvidar su gracia arrobadora
Dante Alighieri
Hay tantas cosas buenas en nuestras impurezas y tantas cosas malas en nuestras imperfecciones, que sería mejor no hablar de nosotros mismos.
Robert Louis Stevenson
Llamad a vuestras conciencias; meditad un momento sin odio, sin pasiones, sin prejuicios, y esta verdad, luminosa como el sol, surgirá inevitablemente ante vosotros: la revolución es lo único que puede salvar a la República
Emiliano Zapata
Puede haber cierta magia cuando escribo, pero el resto del día soy nada más que un amante del jazz como hay millones por ahí.
Haruki Murakami
Tengo la íntima convicción de que la relación con los otros seres –nuestros compañeros de viaje- es el elemento a un tiempo más misterioso y más significativo de nuestra vida personal y, finalmente, de toda la evolución cósmica.
Hubert Reeves
Si no te equivocas de vez en cuando, es que no te arriesgas
Woody Allen