Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo.
Ramón Gómez de la Serna

Frases de Ramón Gómez de la Serna - Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo.

Más Frases


Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué, ¡aunque sentí al hacerlo que la vida me arrancaba con él!
Gustavo Adolfo Bécquer
No tengo simpatía alguna por ningún partido político o, mejor dicho, los aborrezco a todos, porque todos me parecen igualmente limitados, falsos, pueriles, empleados en lo efímero, sin visión de conjunto y sin elevarse jamás más allá de lo útil.
Gustave Flaubert
Las naciones marchan hacia el término de su grandeza con el mismo paso con que camina la educación.
Simón Bolívar
La libertad sin educación es siempre un peligro; la educación sin libertad resulta vana...
John F. Kennedy
Mira los lirios del campo como crecen sin trabajar ni tejer, pero Dios igual los viste; ni siquiera Salomón, lució jamás como ellos, pues si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa al fuego, el Señor la pinta bella, ¿qué no habrá de hacer contigo que fuiste hecho a semejanza de Él? (cita parafraseada de los Evangelios).
Facundo Cabral
Un hombre no es sólo lo que está comprendido entre pies y cabeza.
Walt Whitman
Tu imagen puedo ver, en todas partes, y, como el Abencerraje, la más verdadera en mis entrañas.
Juan Gelman
Todas las cosas ocultan algún misterio; todas las cosas son velos que ocultan a Dios.
Blaise Pascal
Raramente se encuentra un jurisconsulto que litigue, ni médico que tome medicinas, ni teólogo que sea buen cristiano.
Baltasar Castiglione
Sólo porque alguien no te ame como tu quieres, no significa que no te ame con todo su ser
Gabriel García Márquez