La bala que me ha de matar aún no ha sido fundida
Marlene Dietrich

Frases de Marlene Dietrich  - La bala que me ha de matar aún no ha sido fundida

Más Frases


No cesaré de decírtelo: el sentimiento de la humanidad es quimérico; jamás podrá hacer frente a las pasiones, ni incluso a las necesidades, si contemplamos que durantes siglos los hombres se devoran unos a otros.
Marqués de Sade
La paciencia es una virtud, excepto cuando se trata de apartar los inconvenientes
Margaret Thatcher
Escarpada es la vía que conduce a la cima de la dignidad, pero si tomas gusto a ascender hasta tal cima, a la cual se rinde hasta la misma fortuna, contemplarás por debajo de ti todas aquellas cosas tenidas por más elevadas y llegarás a ella por un camino llano y seguido.
Séneca
La fe se refiere a cosas que no se ven, y la esperanza, a cosas que no están al alcance de la mano.
Tomás de Aquino
La religión es la cadena de oro que sujeta la tierra al trono del Eterno.
Homero
(...) Ni al mar irritado, ni a los monstruos acuáticos, ni a la ruidosa tempestad, ni al cielo, ni a la tierra; no tenía miedo a cosa alguna creada por Dios más que a su bendita mujer.
Benito Pérez Galdós
La vida es una partida de ajedrez y nunca sabe uno a ciencia cierta cuándo está ganando o perdiendo.
Adolfo Bioy Casares
La naturaleza humana no es una máquina que se construye según un modelo y dispuesta a hacer exactamente el trabajo que sea prescrito, sino un árbol que necesita crecer y desarrollarse por todos lados, según las tendencias de sus fuerzas interiores, que hacen de él una cosa viva
John Stuart Mill
Lo que la humanidad observa en el hombre verdaderamente moral es su energía plena de vida, que le empuja a dar su inteligencia, sus sentimientos, sus actos, sin pedir nada a cambio
Piotr Kropotkin
Pero te confieso, querido mío, que entre el pensamiento y la palabra no encuentro gran diferencia. A decir verdad, no presto más atención a una que al otro. Mayor importancia tienen para mí las cosas.
Hermann Hesse