Pedro. Veo un caos humano repugnantísimo que a nada huele sino a burdel, vino y pólvora de cañón.
Erasmo de Róterdam

Frases de Erasmo de Róterdam - Pedro. Veo un caos humano repugnantísimo que a nada huele sino a burdel, vino y pólvora de cañón.

Más Frases


Y de repente busca una boca nuestra boca, y unas manos oprimen nuestras manos y hay una amorosa voz que nos dice: Despierta. Estoy yo aquí. Levántate. Y vivimos
Antonio Gala
El negro no es un color. Es la ausencia de color. Y de cerebro
Roberto Fontanarrosa
... existe tanta diferencia entre las cabezas como entre los paladares.
Baruch Spinoza
El comportamiento ético de un hombre debería basarse con eficacia en la compasión, en la educación, y en las relaciones sociales. Las bases religiosas no son necesarias. Sin duda, el hombre estaría en mal estado si tuviera que estar atado al temor del castigo y a la esperanza de la recompensa tras la muerte.
Albert Einstein
Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo.
Bertolt Brecht
Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede golpear. Sé agua amigo mío
Bruce Lee
Muchas veces, en muchos casos, es una gran piedad no dar esperanzas
Amado Nervo
Más numerosos que los cabellos de mi cabeza son los que me odian sin motivo
Jesús de Nazaret
En una rosa caben todas las primaveras.
Antonio Gala
Todo el mundo piensa en cambiar la humanidad, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo
León Tolstoi