Nada me había entristecido tanto en los agitados años de mi juventud como la idea de haber nacido en una época que parecía erigir sus templos de gloria exclusivamente para comerciantes y funcionarios
Adolf Hitler

Frases de Adolf Hitler - Nada me había entristecido tanto en los agitados años de mi juventud como la idea de haber nacido en una época que parecía erigir sus templos de gloria exclusivamente para comerciantes y funcionarios

Más Frases


En nuestro país hay fanáticos religiosos que pretenden ante todo que la religión gobierne la vida: la filosofía, la política, la moral y la economía. Rechazan someterse al enemigo y también negociar con él. No quieren aceptar una solución pacífica, a menos que les produzca los mismos resultados que la propia victoria.
Naguib Mahfuz
La crispación española debe mucho, por desgracia, a tener una Iglesia muy de derechas, muy nacionalcatólica, muy distinta a la Iglesia de otros países
Santiago Carrillo
No hay señal más segura de ánimo pequeño que el estar contento de todo
Giovanni Papini
El gran acto mágico es decidir si vas a vivir en tu propia ficción.
Alan Moore
Personalmente creo que el blues es vida, tal como la vivimos hoy en día, tal como la hemos vivido en el pasado, lugares y cosas. Creo que mientras tengamos gente, lugares y cosas, siempre tendremos blues.
B. B. King
La humanidad avanza gracias no solo a los potentes empujones de sus grandes hombres, sino también a los modestos impulsos de cada hombre responsable.
Graham Greene
¡Yo desdeño la riqueza, pues no puedo adquirirla! ¡Además, soy muy feliz sin ella y no pienso envejecer!
Anónimo
Dormir contigo es estar solo dos veces, es la soledad al cuadrado.
Joaquín Sabina
La vida es simplemente un mal cuarto de hora formado por momentos exquisitos.
Oscar Wilde
¡Claro que un abogado puede encargarse de un caso así! El individuo tiene derecho a ser juzgado de acuerdo con muchos factores en relación con el acto confeso. Las circunstancias pueden afectar de manera vital el peso de las pruebas indiciarias. El acusado puede juzgarse, pero no puede sentenciarse. Sólo puede hacerlo el juez.
Nadine Gordimer