El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no grite cuando lo pisen

— Emiliano Zapata —