La medicina es, por su naturaleza, una filosofa.

— Ramón Llull —